La memoria flash Mirrorbit actualmente requiere de un menor voltaje que la primera generación de esta tecnología, y ofrece un mejor rendimiento que permite a los fabricantes de teléfonos móviles utilizarlo en una amplia gama de dispositivos, como afirma Amir Mashkoori, vicepresidente y director general de la unidad de negocio inalámbrico Spansion. Este es el nombre operativo de FASL LLC, la empresa que AMD creó junto con Fujitsu.

La memoria flash se utiliza en teléfonos móviles y otros dispositivos para almacenar datos cuando la batería se acaba. Los PC utilizan memoria RAM para almacenar datos de forma temporal, pero este tipo de memoria requiere un suministro constante de electricidad. Los discos duros son significantemente más pequeños y baratos ahora que en el pasado, pero siguen sin ser el mejor método para almacenar información en teléfonos móviles.

La memoria flash NOR se ha utilizado hasta ahora normalmente en dispositivos embebidos como set-top boxes o reproductores de DVD. El otro tipo de memoria principal, conocida como NAND, es menos cara que la NOR pero también es considerada menos fiable. Esta se utiliza en tarjetas de expansión de memoria y cámaras digitales.

La nueva generación de tecnología Mirrorbit hace de la memoria NOR un producto más viable para los fabricantes de telefonía móvil. Esta opera a 1.8 voltios, comparado con los 3 voltios que requiere la generación anterior.

Spansion ofrece de momento los procesadores Mirrorbit de 256 MB a 14 dólares cada uno, si se adquieren en cantidades de 1.000 unidades. La compañía también tiene previsto lanzar otros procesadores de 128 MB y 64 MB, por el precio de 9 dólares y 5,75 respectivamente, si se adquieren en cantidades de 1.000 unidades.

www.amd.com