La feria ha ocupado una superficie cercana a los 100.000 metros cuadrados de exposición localizados en diversos espacios repartidos por la ciudad como el Las Vegas Convention Center, el Sands Expo & Convention Center, y los hoteles Hilton, The Venetian Resort o el MGM, entre otros. Además de las zonas de exposición, el certamen ha contado con pabellones específicos dedicados a tecnologías como Bluetooth o al software para la plataforma Pentium 4, y a compañías como Cisco, Kodak, Palm o Microsoft.

La edición de este año del Comdex/Fall ha estado marcada por tres conceptos tecnológicos clave: Linux, ASP y e-movility, aunque la propia organización se había encargado de centrar la estructura del certamen en torno a otras tres ideas: Community, Contents & Commerce. El pistoletazo de salida a esta edición lo dio Bill Gates, CEO y Chief Software Architect de Microsoft, que en una conferencia ante más de 12.000 personas que aplaudieron constantemente sus palabras presentó lo que será el próximo sistema operativo de Microsoft (Whistler) y explicó la estrategia .NET de la compañía.

Gates acaparó el protagonismo de un Comdex que contó también con la participación de Carly Fiorina, CEO de Hewlett-Packard; Michael Dell, CEO de Dell Computers; y Larry Ellison, CEO de Oracle, entre otros ponentes.

Pese a que la presente edición de Comdex ha querido organizarse desde un planteamiento profesional, con una serie de conferencias y actividades paralelas como la Linux Business Expo, el ASP Summit, o el Internet.inc Forum, lo cierto es que el certamen se enfrenta en cada edición a numerosas críticos que aseguran que en los últimos años el Comdex/Fall ha perdido su carácter profesional. En este sentido, la consultora IDC asegura que al mismo tiempo que el precio del metro cuadrado de exposición ha seguido creciendo, se ha reducido la calidad de los visitantes. En la misma línea se sitúa la consultora Giga, que opina que el Comdex se ha convertido en un evento de entretenimiento, y que ha olvidado su carácter de feria comercial.