El teléfono presentado por Linksys es el primero del fabricante para funcionar en redes Wireless-G. Denominado WIP330, el teléfono usa WiFi para realizar las llamadas telefónicas a través de redes inalámbricas 802.11g. Los teléfonos WiFi de Linksys permiten utilizar un servicio VoIP en las redes Wireless-G con una conexión a Internet de alta velocidad. El teléfono WIP330 ofrece una comunicación de voz nítida gracias a las redes de banda ancha, con la posibilidad de seleccionar el proveedor de servicio de VoIP que mejor se ajuste a sus necesidades. Mediante la interfaz del usuario del WIP330 se puede configurar el teléfono para acceder inmediatamente a las redes Wireless-G disponibles. Cuenta con un navegador de Internet incorporado, para conectar el dispositivo a redes inalámbricas - incluyendo puntos de acceso públicos-, siendo necesario el nombre del usuario y una contraseña para permitir el acceso. El teléfono también permite utilizar el navegador para acceder al correo electrónico, visualizar sitios web o recibir vídeo a través de la Red, así como imágenes enviadas por la cámara compacta de vídeo para Internet para redes Wireless-G. El teléfono cuenta con una pantalla de 2,5 pulgadas en color, es compatible para los estándares SIP v2 y con los anteriores 802.11 b/g así como con Calidad de Servicio (QoS). Dispone de una autonomía de 50 horas de funcionamiento en espera y 3 en horas de conservación. Además de disponer de conexión a Internet de banda ancha, el teléfono necesita para su uso un router inalámbrico o un punto de acceso con un servidor DHCP, además de un servicio de VoIP activado. Su precio es de 359 euros.

www.linksys.com