“Son varios los factores que afectan a la industria mundial de LCD, especialmente durante el segundo trimestre. En primer lugar, la industria ha experimentado una caída de los precios más fuerte de lo previsto, algo que además ha ocurrido en todas las categorías de producto. A esto habría que añadir que, mientras que a medio y largo plazo la demanda de paneles de pantalla plana seguirá siendo fuerte, hemos experimentado una demanda débil durante el segundo trimestre, lo que ha conllevado un aumento de nuestro inventario en unas cuatro semanas, un nivel más alto del previsto”, reconoce en un comunicado LG.Philips.

Estos problemas reflejados en el comunicado son los mismos adelantados hace un mes por un ejecutivo de la empresa taiwanesa AU Optronics, otro gran fabricante de paneles LCD, quien ya alertaba de que las producciones se reducirían. Si otras compañías en esta industria decidieran recortar la producción, los precios de los paneles LCD (que están presente en portátiles, monitores de pantalla plana, televisores y otros productos), podrían estabilizarse. Algo que podría conllevar, incluso, un alza en los precios a largo plazo y que muchos usuarios decidieran no adquirir este tipo de productos en navidades.

Cabe señalar que se prevé que los televisores de pantalla plana sean uno de los productos estrellas a final de año, pero su popularidad depende del precio final al que se vendan los productos.