Lo más sorprendente de sus componentes es sin duda el procesador integrado, tratándose del Snapdragon de Qualcomm QSD8650 de 1,3 GHz de velocidad, de los más veloces que podemos encontrar actualmente en el mercado de smartphones, para los que la media de velocidades suele quedarse en el gigahertzio. Por su parte, de cara al almacenamiento, el LG E900 no cuenta con ranura de tarjetas de memoria para poder ampliar la que aporta de serie, algo que a largo plazo puede llegar a ser necesario. A diferencia de los iPhone de Apple, es una opción que suelen ofrecer la mayoría. No obstante, el modelo evaluado lleva implementados 16 GB de memoria interna sobre la que será posible instalar aplicaciones y almacenar contenidos.

Sobre su pantalla

Es de tipo capacitiva, algo que viene a confirmar los buenos niveles de brillo mostrados, tanto en interiores como en exteriores. Su tamaño es de 3,8 pulgadas y admite resoluciones de 480 x 800 píxeles a la hora de visualizar contenidos. Como cabría esperar, en base a sus especificaciones de procesador, la respuesta de la pantalla es especialmente ágil a la hora de manejarla con los dedos. Incluso nos atrevemos a destacar que el extra de megahertzios permite conseguir respuestas más inmediatas cuando se trata de saltar entre diferentes aplicaciones, un factor por el que Windows Phone 7 ha sido ligeramente criticado.

A diferencia del otro modelo Windows Phone de HTC que evaluamos recientemente (véase HTC Trophy), los tres botones dedicados para manejar su interfaz son físicos en lugar de optar por la tecnología táctil integrada en la propia pantalla. Le resta algo de glamour, pero responden a la primera de cambio. Desde LG destacan además la incorporación de sensores de luz y proximidad, con la finalidad de ofrecer una experiencia de uso mucho más placentera, optimizando la visualización de la pantalla cuando nos encontramos en exteriores a plena luz del día, así como silenciando el tono de llamadas cuando detecta que el terminal ha sido cogido por el usuario. Se trata de una serie de extras que a diario pueden hacernos la vida más fácil. Probamos sus dotes multimedia llevando a cabo grabaciones de vídeo y capturando alguna que otra fotografía con su cámara de 5 megapíxeles, tanto en exteriores como en lugares de baja luminosidad. La tonalidad de los colores no fue tan viva como la conseguida con el HTC Desire HD, pero la tasa de reproducción de vídeo fue constante. No esperes, mientras grabas secuencias, la posibilidad de manejar el zoom, puesto que no contempla dicha opción.

A nivel de personalización de la interfaz de Windows Phone 7, ya destacamos cómo es muy sencillo añadir o eliminar accesos directos de las aplicaciones a la pantalla principal. La forma de unificar los contactos pertenecientes a las diferentes redes sociales es muy positiva, puesto que ofrece de una forma inmediata todas las posibilidades de comunicación con cierta persona. También es grato comprobar cómo el número de aplicaciones y contenidos disponibles en la tienda on-line MarketPlace crecen día a día. En cuanto a la batería, LG ha conseguido optimizar su uso de forma que podrás utilizarlo durante al menos tres días antes de volver a recargarla, siempre que se mantengan controladas las conexiones que realicen las diferentes aplicaciones.

A mejorar

Es posible adquirir el LG-E900 de manos del operador Movistar, con un precio de cero euros para una tarifa de voz y datos específica. Frente al HTC Trophy, analizado recientemente, parece ofrecer una mejor gestión de la batería, lo que le permite alcanzar una autonomía superior. También su memoria interna es muy superior. La aplicación Play To, integrada por LG, le aporta al Optimus una faceta multimedia diferenciadora del resto de terminales Windows Phone, pero sólo en lo que a manejo de contenidos de vídeo y audio se refiere. Para el resto de aspectos, la pantalla de visualización es mejorable.

Optimus E900

-------------------

LG

www.lg.es

P.V.P: Desde 0 EUR. con Movistar.

LO MEJOR: Rápida interfaz.

Reproducción de audio.

LO PEOR: Sin ranura de tarjetas memoria.

Calidad de vídeos grabados.

Calificación: ****