Contradiciendo afirmaciones anteriores de otros ejecutivos de la compañía, Kim Wong, vicepresidente de la división europea de LG Mobile, ha confirmado que los smartphones con pantalla flexibe no llegarán este año debido a que la tecnología aún no está lo suficientemente madura.

 Es una contradicción de pleno con lo que, a finales de abril, el presidente de LG (Yoon Bu-hyun) explicó al Wall Street Journal. En esa entrevista, Yoon afirmó que LG Mobile estaba trabajando en una alianza con LG Display para "introducir un smartphone con una pantalla OLED flexible en el cuarto trimestre" de 2013, lo que convertiría a LG en la primera en lanzar al  mercado un teléfono inteligente basado en pantalla flexible.

 La semana pasada, LG parecía estar en camino de cumplir con este reto, mostrando una pantalla OLED flexible de plástico de 5 pulgadas en la feria Información del Display (SID) celebrada en Vancouver.

 Si los comentarios de Wong son ciertos, los principales competidores de LG tienen una nueva oportunidad para debilitar a la empresa lanzando el primer dispositivo móvil de visualización flexible. Samsung es el candidato más probable, más aún teniendo en cuenta que ya presentó un prototipo en el Consumer Electronics Show en enero.