Uno de los fabricantes que más han apostado por la incorporación de terminales táctiles durante 2007 y 2008 -LG-, ha presentado en Mobile World Congress la nueva interfaz para sus terminales móviles, 3D S-Class. Se trata de un entorno preparado para funcionar en modo táctil que sitúa las aplicaciones de forma lógica y organizada, con el fin de que el cliente pueda manejar, de forma sencilla, el sistema.

Concretamente dispone de cuatro escritorios diferentes (en forma de cubo tridimensional) que el usuario puede invocar simplemente desplazando el dedo por la pantalla. Está desarrollado para dotar a los terminales de un sistema de gestión intuitivo, eficiente y dinámico.

De hecho, el sistema 3D S-Class está llamado a convertirse en estándar para los teléfonos del fabricante coreano durante 2009. El primero de los modelos que contará con la nueva interfaz será Arena (KM-900), pero después le seguirán GM730 y GD900. El primero de ellos está basado en Windows Mobile 6.1, lo que significa que la compañía ha tenido que adaptar la interfaz 3D S-Class a la plataforma de Microsoft. Por su parte, el segundo modelo GD900 es el primer terminal basado en un diseño transparente.