Unas 39.400 impresoras fabricadas por Lexmark y vendidas por la propia compañía y por IBM y Dell podrían provocar una descarga eléctrica. Todavía no ha surgido ninguna incidencia, pero Lexmark está retirando estos equipos para prevenir problemas. Entre estas impresoras están los modelos Dell 1700 y 1700n, IBM Infoprint 1412 y 1412n, y Lexmark E232, E232t, E332n, E330 y E332tn, según la CPSC.

www.lexmark.es