A pesar de haber alcanzado en el tercer trimestre una facturación de 1.000 millones de dólares (182.000 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 8%, alrededor del 12% del staff de Lexmark, es decir, unos 1.600 trabajadores dejarán sus puestos. Los recortes de personal se producirán, sobre todo, en la sede central de Lexmark situada en Lexington (EE.UU.) y en su planta de fabricación de México. Según fuentes de la filial española de Lexmark, esta reestructuración no afectará en absoluto a la plantilla española formada por unas 53 personas, ya que los resultados en nuestro país son “muy satisfactorios”.

La actual situación del mercado ha sido calificada por el CEO de la compañía, Paul Curlander, como “nunca experimentada antes por Lexmark”. Curlander añadió, además, que no tiene que ver con los sucesos del 11 de septiembre.

Tel: 914 360 048

www.lexmark.com