Las ventas de ordenadores en el tercer trimestre del presente año totalizaron 8,1 millones de unidades, lo que supone un incremento del 9,9% respecto al año pasado en el mismo período. Dentro del segmento profesional, las ventas supusieron 5,8 millones de unidades, indicando un incremento del 6,1% respecto a 1999. Dentro del sector doméstico, las ventas crecieron un 21,2%, con 2,3 millones de unidades vendidas.

Según el analista de Dataquest, Brian Gammage, con los movimientos alcistas del dólar respecto a la moneda única europea, los vendedores han preferido cambiar su enfoque para poder asegurarse unos márgenes, aunque de forma pareja los usuarios esperan que los precios caigan. El lento crecimiento se debió en parte a los temores por el año 2000.

El vendedor con mayor cuota de mercado en Europa fue Compaq Computer, con un 14% de cuota de mercado y unas ventas de 1,12 millones de unidades, incrementándose sus ventas en un 2,6% respecto al mismo período en el año anterior. En la segunda plaza se ha situado Fujitsu Siemens con una cuota de mercado del 10,2% y unas ventas de 821.000 unidades.

Por países, Alemania fue quien más ordenadores compró: 1,6 millones de unidades, con un incremento del 0,4%. Reino Unido y Francia continúan en segunda y tercera posición. Tanto en Alemania como en Francia, el segmento profesional mostró unos crecimientos negativos mientras que en el Reino Unido el crecimiento era del 9%.