Según Gartner, el alto precio de las licencias de Windows haría que los vendedores de PC de países como China o Rusia distribuyeran Linux preinstalado en el 40 por ciento de sus equipos aunque la mayoría de ellos, posteriormente, no utilicen el sistema de código libre. En definitiva, el alto índice de ventas de Linux en estos países no obedece, según el estudio, a un interés real por esta plataforma, sino por ser el medio más fácil para utilizar copias ilegales de Windows en un PC.

Los vendedores de PC en estos mercados han optado por instalar el sistema operativo Linux en sus equipos ante el coste de instalar Windows, cuyo precio se mantiene prácticamente constante a lo largo de los años, a pesar de que los componentes informáticos han bajado su precio de forma significativa. El estudio también apunta que el coste de Windows en la región Asia-Pacífico ha aumentado de un 6 por ciento del coste total del equipo en 1996, hasta un 15 por ciento en el último año.

De esta forma, Linux será el sistema preinstalado en 185 millones de PC este año, el 5 por ciento del total, siendo especialmente popular en Asia-Pacífico (9,8%), Europa del Este (11,2%) y Latinoamérica (12,1%). En comparación, Linux sólo estará presente en el 0,8% de los PC vendidos en Estados Unidos en 2004.

www.gartner.com