Las ventas mundiales de la consola portátil de Sony, PlayStation Portable (PSP), han rebasado ya la cifra de diez millones de unidades. El dispositivo de juego de bolsillo, que supone la primera incursión de la compañía en el mercado del videojuego portátil, salió a la venta en diciembre de 2004 en Japón, pero hasta este año no ha llegado a otros mercados como el norteamericano (en marzo) o el europeo (en septiembre).

Al alcanzar los 10 millones de unidades vendidas en tan sólo 10 meses, PSP se ha convertido en el producto de la gama PlayStation que más rápido se está vendiendo. En septiembre de este año se podían encontrar ya 183 títulos de software y las ventas totales de juegos habían alcanzado los 19,6 millones de unidades.

Además de sus capacidades para el juego, el dispositivo soporta archivos de audio y vídeo y sus últimas actualizaciones de software incluyen un navegador web y un cliente para el dispositivo Location Free TV de Sony, que permite a los usuarios en sus hogares recibir televisión vía streaming.

es.playstation.com/