La cifra total de ventas prevista para 2005 será de 199 millones de PC a nivel mundial, frente a los 183 de 2004. El menor crecimiento no es una sorpresa, según Gartner, es más, se espera que la ralentización se extienda a lo largo de 2007 y 2008, con ingresos planos, debidos a la caída de precios de los PC. Esto se verá agravado por el hecho de que muchas de las grandes áreas de crecimiento a nivel mundial se encuentran en mercados muy sensibles al precio, lo que hará que se vendan ordenadores de bajo coste.

Las ventas de PC portátiles continuarán encabezando el crecimiento del mercado, según Gartner, creciendo un 17,4% respecto a 2004. Los equipos de sobremesa, mientras tanto, crecerán un 6,1%. Hace ya algún tiempo que los portátiles asumieron el liderazgo del mercado, especialmente debido a que sus precios han caído y han atraído a un mayor grupo de usuarios con sus características multimedia e inalámbricas, según la consultora. Para que los equipos de sobremesa recuperen protagonismo, los fabricantes deben posicionarlos como centros de ocio multimedia, aconseja Gartner, un área que actualmente tiene bastante oferta, aunque con precios todavía elevados.

Otro reto para los equipos de sobremesa es su relativamente bajo nivel de interoperatividad con otros dispositivos multimedia, y su aspecto menos atractivo que el de los portátiles y otros aparatos, según la consultora. No obstante, en el mercado profesional los sobremesa seguirán siendo populares.

Un factor que puede afectar a las ventas futuras tanto de PC de sobremesa como portátiles es la ampliación del ciclo de reemplazo debido a la mejora de las tecnologías. Cuanto más sofisticados son los equipos, menos necesidad tienen los usuarios de reemplazarlos tan a menudo. El ciclo actual de reemplazo de los ordenadores de sobremesa se sitúa en torno a cuatro años, mientras que el de los portátiles es de tres.

www.gartner.com