Las ventas de equipos de sobremesa han sido altas, en línea con las previsiones de la consultora, situándose cerca del 10%, aunque han sido los portátiles los que han liderado el crecimiento en EMEA, cerca del 30% en comparación con el mismo trimestre del año pasado. La fortaleza del euro también ha ayudado a los fabricantes a mantener un nivel de precios atractivo, según IDC.

Según IDC el mercado de consumo se caracteriza ahora por la necesidad de muchos usuarios de actualizar sus sistemas domésticos, y por el crecimiento de los servicios de banda ancha y entretenimiento digital, que aumentan la demanda de ordenadores, sobre todo portátiles. En las empresas, la demanda fue sostenida, y las renovaciones de hardware continúan contribuyendo a las ventas. Los patrones de gasto de las PYMES siguen siendo fuertes, sobre todo en portátiles.

HP mantuvo su liderazgo en EMEA y obtuvo rendimientos positivos aunque su crecimiento ha sido menor que el del mercado y se ha visto afectado por la fiera competencia. Dell continuó avanzando y registró un crecimiento del 20% en EMEA, con fuerza en el mercado corporativo y expandiéndose hacia las áreas de PYMES y consumo.

En tercer lugar, Acer continuó mostrando un fuerte rendimiento en el mercado de portátiles, en el que sigue ocupando el primer puesto de EMEA. Fujitsu Siemens Computers registró un trimestre fuerte gracias a su fortaleza en el área de portátiles, a las ventas de consumo y a su expansión fuera de Alemania.

Por último, IBM registró un crecimiento de tan sólo el 3,4% debido a la ralentización de la renovación de equipos en las corporaciones, aunque obtuvo buenos resultados en el área de portátiles.

www.idc.com