Un crecimiento de tan sólo el 1,1% es el augurado por IDC para las ventas mundiales de ordenadores personales durante este año. La cifra apuntada por la consultora es de 135,5 millones de unidades vendidas en 2002. Para el próximo año, la firma predice un crecimiento del sector del 8,4%.

Se trata, por tanto, de unas previsiones a la baja, ya que en junio IDC estimó un crecimiento para este año de un 4,7% y de un 11,1% para 2003.

En lo que se refiere específicamente al mercado estadounidense, el panorama es aún peor, IDC señala que únicamente experimentará un crecimiento del 0,5% en 2002 y de un 4,2% en 2003.

Según la consultora, la Administración y las PYMES son los únicos sectores que continúan invirtiendo a buen ritmo, ya que el resto, tanto usuarios finales como grandes corporaciones siguen posponiendo sus adquisiciones de PC. Una de las causas es la caída de los mercados bursátiles que ha elevado el coste del capital y, por consiguiente, ha hecho disminuir los gastos corporativos. Por su parte, los consumidores finales se mantienen reacios a invertir en PC por los vaivenes del mercado laboral.

IDC retrasa, por tanto, la ansiada recuperación del consumo hasta mediados del año que viene.

www.idc.com