El valor total de las descargas musicales tanto en ordenadores personales como en teléfonos móviles ascendió a unos 790 millones de dólares en la primera mitad de este año, cifra muy por encima respecto a los 220 millones que se contabilizó en el mismo periodo del pasado año, según datos de International Federation of the Phonographic Industry (IFPI).

La industria de grabación de música dejó caer un 1,9% a 13.200 millones de dólares en la primera mitad del año, comparado con los 13.400 millones del mismo periodo del pasado año. Así, los precios de CD y DVD cayeron sensiblemente debido al impacto de las descargas ilegales y las copias de CD. A esto, hay que añadir factores que han facilitado esta tarea, como la popularidad de la banda ancha, los dispositivos de música portátiles y los teléfonos móviles de tercera generación.