Con el objetivo de que los usuarios aprovechen sus vacaciones estivales, Acens acaba de publicar una serie de recomendaciones que tratan de hacer que se aprovechen los beneficios que ofrecen la nube durante el verano.

El primero de ellos es “buscar precios sin sorpresa”. Acens recuerda que “la tarificación por recursos consumidos que ofrecen los servicios en la nube permite adaptar las necesidades tecnológicas y de negocio a la actividad del verano de la empresa. Una buena planificación de las necesidades y recursos puede suponer ahorros de hasta un 15 por ciento”.

Acens también recomienda hacer copias de seguridad, y recuerda que gracias a las tecnologías en la nube “es posible irse tranquilo de vacaciones con la seguridad de que está garantizada la disponibilidad de servicio del  negocio, ya sea una web, una tienda online, una aplicación en la nube. Los data centers están concebidos para superar cualquier problema de corte de luz, exceso de calor, backup inmediato en caso de caída de un servidor… una serie de medidas que para una empresa supondría un gasto muy elevado”.

No obstante, recomienda no dejar de vigilar a través del uso ciertas medidas como dejar documentados las soluciones a los problemas más cotidianos, e insta a abandonar el miedo al teletrabajo. “Gracias a la nube y a las aplicaciones SaaS es posible arreglar cualquier problema de forma remota sin tener que volver a la oficina”.