Las pruebas realizadas confirman la gran mejoría de rendimiento que alcanza cualquier portátil medio al sustituir su disco duro mecánico por una solucion ssd. más allá de incrementar ligeramente la autonomía, y de mejorar la refrigeración del sistema, las aplicaciones se ejecutan en menor tiempo y los procesos presentan menos retardos. Instalamos dos unidades de diferente marca en un portátil y vemos la aportación que realiza sobre el sistema.

Todo aquel que tenga ciertos conocimientos de informática sabe que los sistemas, tanto equipos de sobremesa como ordenadores portátiles, ofrecen un mejor rendimiento cuando el dispositivo empleado para el almacenamiento es un disco SSD, en lugar de los habituales discos duros tradicionales formados por partes mecánicas. Atrás quedaron las primeras unidades de escasa capacidad de almacenamiento y tecnología. De un tiempo a esta parte, hemos detectado una estabilización en los precios, a la vez que llegan modelos de superior capacidad, que aunque no lleguen a equipararse a los mecánicos, son suficientes para formar parte de cualquier sistema.

Con el fin de comprobar la aportación que realizan estas unidades SSD a un sistema típico, utilizamos el portátil modelo Gateway NS30 para cada una de las pruebas. Se trata de un portátil con procesador Intel Core i3 M350 de 2,27 GHz, y pantalla de 13,3 pulgadas. Su principal baza es la movilidad, a pesar de que su procesador no sea de la familia de los de bajo voltaje “ULV”. Y es que el Gateway NS30 dispone de una batería de ocho celdas modelo Li-Ion de 6000 mAh, con lo que de por sí, los tiempos de uso del equipo en condiciones normales o de baja utilización pueden perfectamente superar las seis horas.

Procedimos con el análisis, para lo que en primer lugar, ejecutamos la batería de pruebas de PCWorldBench para obtener el valor índice de rendimiento del sistema. Repetimos las mismas pruebas en modo de uso intensivo de la CPU, pero en esta ocasión con la batería del equipo, con el fin de comprobar su autonomía. Posteriormente, volvimos a repetir las pruebas comentadas con cada uno de los nuevos discos SSD, de manera que sustituimos el disco duro convencional Hitachi por cada una de las soluciones SSD que recibimos de Kingston y Western Digital. Como queda reflejado en la tabla de rendimientos, los resultados nos permitieron sacar unas conclusiones claras de la aportación que hacen los discos de almacenamiento basados en memorias de estado sólido, frente a la utilización de discos mecánicos.

De forma adicional, ejecutamos también una serie de programas como HD Tach y HD Tune que nos permitieran comprobar las velocidades medias, latencias y tiempos de acceso mostrados por cada unidad o disco de almacenamiento.

Kingston SSDNow V+ Series

No es la primera solución SSD que analizamos en nuestra revista de Kingston, y tampoco de la serie SSD Now Serie V. Se caracteriza por estar pensada para ser integrada en cualquier ordenador, ya sea portátil o de sobremesa, a un precio de adquisición económico, con la idea de instalar el sistema operativo y conseguir acelerar los procesos habituales de encendido y manejo del sistema.

El almacenamiento se basa en memorias NAND Flash, con interfaz de conexión avanzada a SATA de 3 GB/s. Al igual que el resto de familia de discos de la marca, dispone de la tecnología SMART para garantizar la fiabilidad y el bajo consumo de energía.

Su comercialización está sujeta a varias modalidades, con el fin de poder incluso adquirir el kit de montaje de ordenador de sobremesa, con el que se incluye cable de datos y de alimentación. El que nos proporcionó el fabricante dispone, además de lo indicado, de una carcasa externa con cable de conexión USB. De esta forma, podremos actualizar el portátil con el nuevo disco SSD de Kingston, y reutilizar el disco que retiramos como unidad externa de almacenamiento.

Con el fin de facilitar todas estas tareas, Kingston aporta el software Acronis, con el que podrás mover la imagen del disco master al recién adquirido, de forma sencilla, y sin tener que reinstalar el sistema operativo, las correspondientes actualizaciones, así como las aplicaciones manejadas.

Para comprobar que el rendimiento y fiabilidad de la nueva unidad no se ven afectados por la reducción de precio, llevamos a cabo la serie de pruebas basadas en nuestro PCWorldBench, y con los programas HD Tach y HD Tune para comprobar velocidades, latencias y tiempos de acceso.

Procedimos de forma que una vez se encuentra instalado Windows 7, llevamos a cabo la misma batería de pruebas, tanto con la SSD de Kingston, como con el disco duro convencional y mecánico de Hitachi. El índice con la SSD ascendió a 107, más alta que la de la solución de Western Digital (6 puntos por encima), y un valor muy superior al rendimiento arrojado por el portátil con el disco duro mecánico de Hitachi, con el que apenas alcanzó los 92 puntos. El SSDNOW V+ además alcanzó velocidades de lectura secuencial de 216 MB/s, casi el doble que la mostrada por el disco mecánico de Hitachi, que fue de 101 MB/s. En lo que respecta a velocidades de escritura obtenidas con HD Tach, los rendimientos también son altos. Históricamente estos valores no son tan reveladores como los de lectura, pero poco a poco han mejorado este aspecto, hasta el punto de que con el SSDNow V+ obtuvimos una velocidad de 154 MB/s, frente a los 92 MB/s del Hitachi.

Dicho esto, el Kingston mostró ser el más rápido en completar las pruebas, aspecto que permite incrementar el rendimiento del sistema considerablemente. Ni con una ampliación de memoria DDR SDRAM conseguiríamos tanto incremento. En lo que respecta a autonomía, como vemos en la tabla, el Western Digital es más conservador, y el Kingston tan sólo permite incrementar los tiempos de autonomía 8 minutos más que si utilizamos el disco mecánico de Hitachi.

Finalmente, si tenemos en cuenta que el coste por gigabyte presentado por el disco SiliconEdge Blue es de 2,89 euros por gigabyte, frente a los 2,54 euros del modelo de Kingston, su precio de adquisición resulta ser mucho más asequible qu el de su competidor.

Lo mejor: Incrementa el rendimiento del sistema

Completo kit de accesorios

Lo peor: Leve mejoría en autonomía

Fabricante: Kingston

WEB: www.kingston.es

PVP: 649 €

Calificación: ***** (Producto recomendado)

Western Digital SiliconEdge Blue

El fabricante Western Digital, en base a su gran experiencia en discos duros tradicionales, destaca que sus soluciones SSD implementan una tecnología de protección de la integridad de los datos denominada TRIM, que mediante algoritmos, equilibra el desgaste de las memorias, escribiendo los datos de manera uniforme sobre toda la unidad, con el fin de prevenir el desgaste de determinadas zonas de forma prematura, y alargar así la vida de la unidad. Y es que la limpieza automática desplegada a través del comando TRIM resulta muy útil especialmente cuando se utiliza con sistemas operativos como Windows 7, el cual se encarga de indicarle a la unidad SSD el bloque de datos que ya no están en uso, con el fin de que el disco pueda eliminarlos. Otra de sus tecnologías es NCQ (Native Command Queuing) lo que optimiza sus velocidades de acceso, a pesar de tener acceso casi instantáneo a la información.

Con el fin de obtener unos datos concretos sobre las velocidades de lectura y escritura, así como tiempos de acceso de ambas unidades, utilizamos las herramientas HD