Poder experimentar la misma sensación que sienten los jugadores de las consolas de videojuegos con un joystick, también puede ser posible para los usuarios de teléfonos móviles gracias a la tecnología desarrollada por el fabricante Immersion.

Esta tecnología es similar al sistema VibeTonz de la misma firma, ya utilizado por los fabricantes de teléfonos móviles, como Samsung, para sincronizar tonos de llamada y videojuegos con vibraciones táctiles.

Así, la nueva tecnología que han desarrollado permite que el usuario pueda dar un pequeño golpe en la pantalla y, gracias a un motor combinado con un “clic” perfectamente audible, se produce un efecto que ayuda a representar un botón mecánico en una pantalla digital. De esta forma, el usuario percibe una sensación física cuando pulsa el botón.

Algunos analistas ya auguran un éxito de este tipo de tecnologías ya que, a medida que los teléfonos móviles que salen al mercado están hechos con un diseño que realza su delgadez, y disponen de contenidos más ricos, se hace más necesario disponer de pantallas que faciliten el uso del dispositivo. Con ello, la tendencia que parece confirmarse es la de la proliferación de móviles con pantallas más grandes y sin necesidad de botones con teclado.

Immersion espera lanzar las licencias de esta tecnología para los fabricantes de teléfonos inteligentes y PDA que quieren mejorar la utilidad de sus pantallas táctiles en breve.