De esta manera, en 2004, más de la mitad del gasto total europeo en TI procederá de PYMES (empresas que tienen entre 1 y 499 empleados), el 14% de grandes compañías (500-999 empleados), y el 33% de compañías muy grandes (más de 1.000 trabajadores).

“Se espera que las compañías de tamaño medio continúen beneficiándose de una situación financiera más estable, los bajos intereses, y que sigan aumentando su reconocimiento por el valor que las TI aportan a sus negocios”, explica Giuliana Folco, directora de Programa de Mercados Verticales Europeos.

Aunque los más optimistas esperan que con la mejoría de la economía se cree un clima más favorable para la inversión, IDC prevé que aún habrá que esperar algún tiempo antes de alcanzar dicha situación.

Las perspectivas para el mercado de las PYMES van a mejorar particularmente en Reino Unido y España. Sin embargo, a corto plazo, las compañías más pequeñas continuarán estando a la cola en cuanto a crecimiento, mientras que las más grandes sólo volverán a liderar el gasto en TI en 2006.

Teniendo en cuenta estos datos, IDC recomienda a los vendedores de TI aprovechar las oportunidades que se les presentan en el sector de las empresas de tamaño medio.

www.idc.com