Dave Meiner, propietario del 5 Point Café en Seattle. se ha convertido en el primero de la ciudad en prohibir las futuras gafas Google en su establecimiento. ¿La razón? El propietario de este negocio asegura que la gente que frecuenta su bar no quiere ser grabada secretamente en un vídeo que inmediatamente se pueda subir a Internet. “Lo primero es entender la cultura de este bar, en el que la gente que acude no se suele conocer”, asegura Meiner, en una emisora de radio local.

Las gafas de Google, además de poder grabar video, lo más probable es que utilice tecnología de reconocimiento facial y otras capacidades como poder encontrar amigos en una multitud, mediante tecnología GPS.

Este futuro producto de Google ya ha hecho correr ríos de tinta en los últimos tiempos. Un equipo de investigación de las universidades Duke y Carolina del Sur está desarrollando el software que permitirá al dispositivo conectado reconocer a otros individuos en una gran multitud. Llamado InSight, el programa graba a una persona y, mediante patrones de análisis y la distribución espacial de losgafas google colores de las fotos del sujeto, crea un archivo llamado “espaciograma”.

Luego está la leyenda de que estas gafas del futuro podrían afectar a tu cerebro. Al respecto, el profesor del departamento de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Toronto, Steve Mann, asegura que si no se toman las debidas precauciones, unas gafas computerizadas pueden afectar a la forma en que nuestro cerebro procesa la visión.

En todo caso y para los que no se preocupan de estos posibles efectos secundarios, aquí pueden ver un vídeo que presentó Google recientemente con nuevas funciones de sus próximas gafas del futuro.