Disponibilidad, tiempo de respuesta, compresión de las necesidades, cumplimiento de plazos y nivel de profesionalidad, son los principales factores que determinan a una empresa a la hora de elegir a su suministrador de tecnologías de la información. Estas son al menos las conclusiones a las que ha llegado la compañía Reycom tras realizar, entre sus principales clientes, un estudio para conocer como perciben éstos las relaciones con sus suministradores y sobre todo, qué esperan recibir de ellos, así como la calidad percibida en las relaciones con los proveedores. El estudio consideró cuatro parámetros básicos, satisfacción en la atención comercial, en el soporte y mantenimiento, satisfacción en ejecución de proyectos y en logística y administrativa.