Aunque en un principio Microsoft fijó en 45 días el plazo de inactividad de una cuenta de correo electrónico en Hotmail para proceder a su desactivación, al final la compañía ha decidido situar este periodo en 30 días.

Esta medida se pondrá en marcha en diciembre y en caso de producirse la desactivación, todos los mensajes, libreta de direcciones de esa cuenta quedarán eliminados. Además, no se aceptará ninguno de los mensajes que lleguen a partir de ese momento.

De todos modos, los usuarios de las cuentas desactivadas dispondrán de 90 días para reactivarlas antes de que su dirección de e-mail sea eliminada definitivamente del sistema. Para ello sólo tendrán que darse de alta de nuevo, en ningún caso enviar un mensaje de correo electrónico.

Actualmente existen 118 millones de usuarios de Hotmail en el mundo los cuales serán informados de este cambio de operativa en los boletines mensuales que envía la organización. Por su parte, los usuarios del servicio extra de almacenamiento de Hotmail, disponible únicamente en Estados Unidos, estarán excluidos de esta política.

www.microsoft.com