La tecnología móvil 4G LTE va a experimentar un fuerte impulso y se estima que, en 2017, supere la marca de los mil millones de conexiones activas y dos años más tarde ronde los 1.800 millones. Esto supondría alcanzar para entonces el 22 por ciento de todas las conexiones móviles vía SIM.

Lo acaba de asegurar un estudio de Juniper que detecta una gran actividad en este campo por parte de proveedores, que han mejorado “su posición para ofrecer soluciones y productos los operadores de redes”, afirma Juniper. En este sentido, la GSA (Global Mobile Suppliers Association) ha confirmado que 168 fabricantes ya han anunciado casi 1.900 dispositivos LTE, incluyendo variantes en cuanto a operador y frecuencia, además del lanzamiento de 300 redes comerciales.

La tecnología TD-LTE (Time Division LTE) jugará en su opinión un importante papel en este crecimiento, en especial en países como China, Japón e India, por encima de las opciones FD-LTE (Frequency Division).

El informe también concluye que estos mercados asiáticos serán protagonistas de los mayores crecimientos en esta área, que los móviles 4G seguirán ganando terreno a los 2G/3G y que muchos de ellos incluirán la opción LTE integrada.