Por temor a las posibles represalias que pudieran tomar las empresas de la industria discográfica, casi un millón y medio de familias borraron el pasado mes de agosto los archivos de música que tenían almacenados en sus PC.

La consultora NPD Group afirma que 1.400.000 hogares procedieron a borrar, durante el mes de agosto, los archivos de música que almacenaban en sus ordenadores, más del doble que en el mes de mayo, aproximadamente 606.000. Este ímpetu por borrar archivos de música refleja el éxito de las compañías discográficas en su lucha por acabar con la piratería y llamar la atención de todos los usuarios.

NPD Group afirma que el estudio acerca de las percepciones de los consumidores indica que la opinión global de la industria discográfica ha sufrido daños y le ha llevado a tomar medidas en contra de la piratería de la música digital.

Un estudio realizado por esta consultora en septiembre reveló que dos terceras partes de los consumidores que habían compartido recientemente música en redes peer to peer, tenían ahora una opinión más o menos negativa acerca de las compañías discográficas después de haber escuchado sus amenazas legales.

El anuncio realizado en junio por la RIAA (Recording Industry Association of America), en el que afirmaba que estaba preparando miles de demandas contra usuarios individuales de los servicios peer to peer podría haber puesto nerviosos a los consumidores, según especula NPD. Aunque este anuncio afirmaba que sólo demandaría a los que cometieran infracciones serias, el 80% de los usuarios que borraron sus archivos de música durante el mes de agosto tenían unos 50 archivos guardados, y sólo un 10% llegaban a los 200 archivos, según el estudio.

El estudio de NPD concluye que, aunque han surgido efecto los avisos de la industria discográfica, todavía tendrá que seguir esforzándose para conseguir acabar con la copia ilegal de archivos de música.

www.npd.com