Con la reciente compra de SteelTrace, Compuware incorporaba a su oferta soluciones de gestión de los requerimientos de negocio impulsando la comunicación y gestión de los requisitos de las aplicaciones a lo largo de su ciclo de vida. Los avances en este tipo de aplicaciones llevan a que Larry Angeli, vicepresidente mundial de marketing de Compuware, manifieste a PC World su optimismo ante el cada vez mayor número de empresas que apuestan por medir la calidad del software que utilizan.

Ahorrar en costes, optimizar el aprovechamiento de los recursos de TI y conseguir una mayor eficiencia en los departamentos dedicados a tecnología, son algunos de los retos a los que se enfrentan las compañías hoy en día. Para dar respuesta a todos estos requerimientos, Compuware sigue ampliando su oferta. La última incorporación ha sido el producto SteelTrace, de la empresa con el mismo nombre, consistente en una herramienta de gestión de requisitos de negocio. Según confirma Larry Angeli, “SteelTrace se integra perfectamente con nuestra oferta existente y amplía las capacidades de lo que podemos proporcionarles. Con ello, ofrecemos un producto con un diálogo estratégico entre el negocio y las TI, con lo que contribuimos a aportar valor a las organizaciones en sus negocios”.

Con esta aportación, Compuware da un paso más en su estrategia de dotar a las empresas de las herramientas necesarias para que tengan un mayor control del rendimiento de las aplicaciones de las que disponen. En esta línea, Angeli señala que, cada vez más, las empresas son conscientes de la necesidad de disponer de métricas que permitan este control. “Todo el mundo tiene herramientas pero la complejidad está creciendo en los entornos en los que cada vez tienen más datos de los que necesitan extraer información para sus negocios. Es una tendencia buena para nosotros ya que creemos que los líderes de TI tienen que tratar de forma más estratégica con los proveedores que les amplían las capacidades de migrar esos datos y disponer de una información mucho más estratégica”, explica el responsable.

Para Angeli, esta tendencia les favorece ya que disponen de una amplia gama de soluciones que cubren todo el ciclo de vida y el desarrollo de aplicaciones. “En definitiva, todo el mundo quiere ser más productivo, proporcionar más al negocio, ser más innovadores y, en el fondo, ahorrar dinero”, explica el responsable. Al hilo de estas afirmaciones, Angeli añade que “lo que vemos es que el dinero que destinan a estos aspectos cada vez desciende más pero, paulatinamente, el dinero y los recursos que han de destinar cada vez se incrementa más, por lo que tienen que ser más estratégicos y comprometidos con el negocio para proporcionar valor”.

Un activo para el negocio

En línea con estos requisitos, Larry Angeli apunta que la oferta de Compuware se basa en el cumplimiento de estos objetivos. Así, el responsable ensalza el valor de sus soluciones, entre otras, CARS (Compuware Application Reliability Solution), concebida como “una métrica de calidad para asegurarnos de que la aplicación cumple con los requisitos del negocio”. En esta línea, el responsable de Compuware añade que “las aplicaciones nos ayudan a comprobar el rendimiento del software que tenemos instalado y muchas de estas métricas críticas pueden darnos información importante ya que los líderes de TI entienden su ayuda para proporcionar valor al negocio”.

A pesar de que los responsables y líderes de TI son conscientes de cómo contribuyen estas aplicaciones a dar valor a los negocios, Larry Angeli apunta que una de las principales tendencias que se vislumbran a nivel mundial es que “todo el mundo quiere hacer más con menos”. En este sentido, el responsable de Compuware señala que “en los grandes entornos tienden a incrementarse los niveles de complejidad, hay mayor diversificación geográfica, equipos de TI dispersos que necesitan colaborar y controlar todo esto es un reto para las grandes organizaciones”. No obstante, Angeli señala que desde Compuware trabajan con compañías de todos los tamaños, tanto grandes corporaciones como PYMES, para ayudarles a “entender mejor ese valor y madurez de las TI y cómo puede ayudarles en sus procesos de calidad, de operaciones y de gestión de las TI y cómo alcanzar un nivel de madurez con las aplicaciones que tenemos. Nuestra visión es que, donde quiera que estén en el ciclo de madurez, podemos ayudarle a estar donde quieran”.

Así, el responsable concluye que, tanto las medianas como las grandes corporaciones, están viendo cada vez más las necesidades de analizar y medir la calidad de su software. De hecho, según los resultados preliminares que ha presentado la compañía correspondientes a su cuarto trimestre fiscal, finalizado el pasado 31 de marzo, Compuware obtuvo unos ingresos de 308 millones de dólares, 81 de los cuales corresponden a ventas de licencias, 120 millones de dólares a servicios profesionales y los 107 millones de dólares restantes corresponden a ingresos por mantenimiento.

Retos de futuro

Con todo ello, Larry Angeli reflexiona que uno de los principales retos que deberán afrontar las empresas de cara al futuro es “hacer frente a la complejidad existente. Las compañías tienen muchas aplicaciones y los responsables de TI tienen que como desafío entender su oferta de aplicaciones para asegurarse de que están haciendo las inversiones adecuadas analizando la calidad de sus aplicaciones”.

Para el responsable, esto supone un reto estratégico a la hora de aportar valor a las organizaciones, en gran medida, gracias al valor que se proporciona a través de las aplicaciones. “El valor de las aplicaciones permite que las organizaciones de TI puedan dar valor a las empresas y, en este sentido, ayudarles a acelerar la productividad en el negocio”, explica Angeli. A raíz de estas afirmaciones, el responsable también confirma la importancia de los servicios ya que “ellos quieren aplicaciones disponibles y accesibles”.

Sin entrar en detalles acerca de los objetivos de negocio con los que esperan concluir este año, Angeli apunta que “en términos generales, somos muy optimistas porque tenemos grandes oportunidades para incrementar nuestro negocio y el número de clientes, con lo que nuestro propósito es consolidar la cifra que tenemos proporcionando los productos que requiere el mercado”.

Proyecto Corona, un apoyo para el código abierto

--------------------------------------------------------------------

Adaptándose a las necesidades de las compañías que contemplan el código abierto, Compuware anunciaba recientemente la disponibilidad de OptimalJ 4.1, una solución para el desarrollo en Java, con lo que amplía su soporte para la plataforma de código abierto Eclipse.

Junto a este lanzamiento, la firma ha dado un paso más en su apoyo a los usuarios de esta comunidad con la puesta en marcha del proyecto Corona. “Se trata de un proyecto que viene a reducir la complejidad y que permite que muchas herramientas puedan comunicarse unas con otras”, explica Larry Angeli. De esta forma, se dispone de un framework que permite a las herramientas basadas en Eclipse colaborar y compartir información de proyectos, aplicaciones y eventos, facilitando el desarrollo de plug-ins para detectar, diagnosticar y resolver problemas de forma ágil.