Si estás buscando un nuevo navegador GPS o control remoto táctil, un buen lugar para encontrarlo es el fondo del baúl. Allí, donde  descansan los viejos smartphones, que todavía cuentan con un procesador decente, GPS, Wi-Fi y Bluetooth, y soportan apps que pueden convertirlos en una máquina totalmente nueva.

Jugando con estos “viejos amigos”, encontraremos divertidos usos, algunos muy prácticos, desde teléfono Wi-Fi de emergencias hasta consola de juegos, pasando por disco duro portátil o e-reader, entre otros. Pero las posibles ideas para reinventar equipos son innumerables. He aquí una buena muestra de ellas.

Como GPS, la batería se acabará antes de llegar al destino, a no ser que tengas la precaución de sólo encenderlo cuando sea necesario y apagarlo para utilizar otro móvil para las llamadas. También es posible convertirlo en un manejable control remoto para tu ordenador, reproductor de medios o TV. Con un dispositivo Google TV podrás incluso manejar tu Apple TV, con la comodidad de teclear en tu smartphone.

No muchos teléfonos Android actuales vienen con teclado físico, así que si todavía te gusta los clics en Qwerty, descarga en tu viejo teléfono las apps de IM y correo y mira tus mensajes a través de Wi-Fi. Cualquier iPhone que pueda actualizarse a iOS 5 puede enviar también mensajes gratis a cualquier otro equipo iOS, a través de iMessage, sin la necesidad de contrato adicional. Esto es particularmente útil si tienes escasa cobertura móvil  en casa.

Si el viejo teléfono no tiene una cámara frontal, apps como Skype y Tango, todavía disponen de video llamadas, aunque la otra persona no podrá verte.

Muchas posibilidades para viejos smartphones olvidados en cualquier rincón de la casa.