Las empresas buscan reducir sus facturas telefónicas al tiempo que unifican y simplifican sus comunicaciones. “Los operadores móviles están respondiendo a estas necesidades con descuentos, pero las empresas quieren tener más control sobre estos recursos”, asegura Ellen Daley, vicepresidente y director de investigación de Forrester.

Sin embargo, las operadoras están luchando para conseguir un usuario que soporte estos teléfonos duales. Según este analistas, las operadoras pagan mucho (quizá demasiado) por su espectro y el servicio que permite a los usuarios acceder a una zona libre de pago les hace bastante daño a su cuenta de resultado.

“Pasarán por lo menos dos años hasta que el servicio dual despegue de verdad”, augura Aaron Vance, analista senior de Synergy Research. Sin embargo, lo cierto es que mientras este momento llega, los usuarios siguen sin obtener lo que anhelan.

En cualquier caso, también hay quien opina que el mercado aún no está maduro para este tipo de teléfonos móviles duales.