El acuerdo al que han llegado estas entidades se basa en la oferta conjunta de equipos portátiles para los estudiantes, a un precio mucho menor del que tendrían en el mercado y con unas condiciones de financiación mejores que las que ofrecería cualquier banco.

La Universidad de Alcalá de Henares y Santander Central Hispano han realizado una aportación de 350.000 euros, que se han destinado a subvencionar parte del precio de adquisición de estos portátiles. Además, los estudiantes pueden financiar su compra mediante un crédito que Santander Central Hispano les ofrece en condiciones preferentes, con un tipo de interés de Euribor + 0%, y sin ningún tipo de comisión.

Virgilio Zapatero, rector de la universidad de Alcalá de henares, ha afirmado que “este tipo de iniciativas va a ayudar tanto a alumnos como profesores, y que nos va a permitir innovar y desarrollar nuevos métodos de enseñanza”. El convenio ha sido firmado con la intención de ofertar hasta 1.000 ordenadores, aunque ya tienen previsto ampliar la oferta, ya que hasta el momento han llegado a 1.500 las solicitudes. Según Xavier Pascual, presidente de Toshiba España, “esta ha sido la operación con más éxito hasta el momento, en comparación con los casos de otras universidades”.

Todos los equipos que ofrece Toshiba incluyen tecnología WLAN, para que los alumnos puedan aprovecharse de los servicios que ofrece la universidad, sin necesidad de adquirir ninguna tarjeta opcional. Además, Toshiba ofrece a los estudiantes tarjetas PCMCIA para facilitar el acceso inalámbrico a todo el parque informático de la universidad, sin necesidad de que sean equipos Toshiba.

www.uah.es