Las autoridades de la Unión Europea han enviado un mensaje claro de que no aceptarán retrasos en los planes de proporcionar a los consumidores europeos acceso a la banda ancha en 2013.

La Comisión Europea ha ordenado a España y Hungría que aseguren que la banda de radiofrecuencia de 900 MHz estará disponible para servicios como Internet móvil. Si no cumplen con la petición de la Comisión en el plazo de dos meses, podrían ser remitidos al Tribunal de Justicia Europeo, que tiene el poder de imponer multas por incumplimiento de normas.

Bajo la directiva GSM, los estados miembros de la Unión Europea deberían abrir la banda de los 900 MHz. Abrir este espectro a más tecnologías de acceso avanzadas como UMTS (Universal Mobile Telecommunications System) es una parte importante de los esfuerzos por promover un despliegue más rápido y generalizado de los servicios de banda ancha móvil. unio europea banda ancha movil

Por otro lado, en una acción separada, también encaminada a regularizar el sector de las telecomunicaciones, la Comisión ha llevado a Francia y España al Tribunal Europeo de Justicia por los impuestos a los operadores de telefonía móvil. También ha iniciado acciones legales contra Hungría en el impuesto de telecomunicaciones.

Noticias relacionadas

Bruselas urge a la UE para que acelere el despliegue de SMS

Bruselas destina 1.800 millones al despliegue de banda ancha

La UE lanza un satélite para ofrecer banda ancha a usuarios y empresas

La UIT urge a los gobiernos a apoyar las inversiones en banda ancha móvil

El número de usuarios de banda ancha móvil ascenderá a 1.000 millones a finales de año

Los operadores europeos piden que se acelere la estrategia del espectro radioeléctrico

Europa exige mayor ancho de banda móvil a los países miembros