El trato concluye que el impacto del tratado no levanta intereses para ninguno de los 15 países miembros, según ha manifestado la Comisión en una declaración.

El gigante azul fabrica discos duros para la mayoría de los usos principales, incluyendo servidores, escritorios y móviles como ordenadores portátiles. Hitachi solamente fabrica discos duros para dispositivos móviles y otros segmentos como servidores.

Como consecuencia de esta transacción, Hitachi tendrá una posición principal en discos duros para usos móviles. Los discos duros son productos estándar y los clientes son grandes compradores de múltiples proveedores. La Comisión ha dicho además que "los contratos de suministro no son exclusivos".

A pesar de la fuerza de Hitachi sobre el mercado de discos duros para dispositivos móviles, la Comisión ha concluido que los fabricantes encargados de discos duros afrontan barreras relativamente bajas a la entrada en el segmento de los discos duros para dispositivos móviles.