Según los responsables de la Comisión Europea, el Séptimo Programa Marco está diseñado para responder a las necesidades de empleo de Europa y reforzar su competitividad. Este Programa se compone de cuatro bloques, esto es, Cooperación, Ideas, Personas y Capacidades. El primero de ellos hace referencia a la inversión para el impulso de la investigación colaborativa, mientras que el segundo hace mención a las acciones para investigar en conocimiento y en la creación del Consejo Europeo de Investigación. En lo que a los bloques de Personas y Capacidades se refiere, las inversiones irán destinadas a impulsar las infraestructuras de investigación y fomentar la carrera de los investigadores en Europa, además de promover las infraestructuras tecnológicas de las PYMES europeas.

En esta ocasión, el presupuesto que se ha destinado a TI se eleva a 9.110 millones de euros ya que, según los responsables de la UE, “las TI son el mayor campo específico de investigación dentro del Séptimo Programa Marco de I+D, representando el 18 por ciento del total”.

Las comunicaciones, la electrónica y los sistemas y arquitecturas de equipos son, entre otros, algunos de los principales temas que se abordarán en este Programa.

Por otra parte, una de las novedades que se incorpora en este Séptimo Programa Marco es la creación de un Centro Común de Investigación, EURATOM, para avanzar en investigación en materia nuclear, con el fin de desarrollar la tecnología necesaria para lograr la explotación segura de la fisión nuclear.

Tal y como reconoce Ramón Arjona, experto de la Dirección General de Investigación y Desarrollo Tecnológico, la importancia de la investigación a escala europea es importante en tres sentidos: “en primer lugar, porque permite una optimización de los recursos; en segundo lugar, porque fomenta la calidad científica y el desarrollo de recursos humanos; y, en tercer lugar, porque permite una mejor integración de los recursos que disponemos”. Asimismo, el responsable ha hecho referencia a lo que algunos analistas han señalado a este respecto apuntando que por cada euro de inversión pública en I+D, hay entre 0,70 y 0,90 euros de inversión privada, “lo que refleja la importancia de la inversión pública”.