Alexander Schaub, director general de competencia de la UE, afirmó a "The Standard" que "Estados Unidos se sigue mostrando reacio a cooperar con nosotros en este caso. Necesitamos un aliado firme y con capacidad de actuación, antes de poder continuar con encuentros bilaterales".

Schaub también ha afirmado que el juicio de revisión del tribunal de apelaciones y la reacción del Departamento de Justicia, serían de gran interés para el papel de la UE en el caso.

La Comisión de la UE abrió su caso contra Microsoft el pasado mes de agosto. El caso está basado en los intentos de Microsoft de aprovechar su monopolio en el mercado de software para PC para el mercado de software de servidor. El próximo paso esperado por parte de la Comisión es fijar una fecha para la audiencia formal, pero por el momento no parece que esté demasiado claro.

Schaub explicó que anteriormente, los oficiales antimonopolio de la UE y Estados Unidos "tenían una división de trabajo con éxito". Podría ser problemático que una de las partes dijera que "no quieren participar más".

www.microsoft.com