El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado la propuesta para retener información sobre conexiones a Internet y llamadas telefónicas de particulares. El objetivo era contribuir a la prevención de atentados terroristas mediante el control de las telecomunicaciones.

Los eurodiputados consideraron que tal medida colisionaría con el derecho a la vida privada de los ciudadanos. A su vez la Eurocámara ha rechazado la forma en la que los gobiernos han actuado tras los atentados de Madrid actuaron por propia iniciativa sin esperar una acción legislativa que requiriese el control parlamentario.

www.europa.eu.int