No hay trabajo sin reunión que se precie. Aunque productivas, todo el mundo ha vivido reuniones excesivamente largas y tediosas, incluso que han terminado siendo una pérdida de tiempo. Además, entablar una cita se vuelve complicado cuando las personas trabajan en localizaciones diferentes, por no hablar de los costes añadidos que suponen estos desplazamientos. Para intentar resolver estos problemas, y como una evolución y mejora de las videoconferencias, surgió la tele presencia. Sin embargo, su complejidad y su coste la limitaban a muy pocas grandes empresas. Algo que está cambiando en los últimos tiempos con soluciones más económicas, más pequeñas, y pensadas incluso para las reuniones personales.

Por mucho que avance la ciencia, sigue siendo necesaria la relación interpersonal para muchos aspectos de los negocios y trabajos de hoy en día. Aunque todos los nuevos sistemas electrónicos de comunicación y colaboraciónnos ayudan y agilizan muchos de los trámites que tenemos que llevar a cabo en nuestro trabajo, hay muchas cuestiones que no se pueden resolver sin un “cara a cara”. O que es mejor abordarlas con una presencia real.

cisco, telepresencia, reunión, pc worldNi siquiera el teléfono es sustituto en estos casos de una comunicación que ha de ser presencial. No en vano, la denominada comunicación no verbal es, en muchas ocasiones, incluso más relevante y transcendente en determinadas situaciones, tanto personales como profesionales. No en vano, hay estudios que aseguran que el 65 por ciento de la información que las personas transmitimos en una conversación se hace mediante lo que se ha denominado comunicación no verbal (posturas, gestos, expresiones…).

Por eso, y especialmente en organizaciones con más de una sede, o cuando las reuniones se han de celebrar con muchas personas cuyos lugares de trabajo están dispersos geográficamente hablando, cerrar una reunión es, en muchas ocasiones, una misión casi imposible.

Los sistemas de videoconferencia supusieron un primer avance en este terreno. Pero, evidentemente, no eran perfectos. Quizá la principal pega que se les puede objetar a los sistemas de videoconferenciaes, sobre todo, el retardo que suelen sufrir, lo que hace complicado y hasta molesto entablar una reunión, sobre todo cuando se abordan dificultades y las discusiones han de ser rápidas y ágiles.

hp, telepresencia, reunión, pc worldY llegó la telepresencia

Así pues, y con el claro objetivo de solventar estos primeros inconvenientes, la tecnología ha ido evolucionando y, al tiempo que la banda anchase hacía más grande, empezaba a emerger con más fuerza la telepresencia.

La idea es, en sí, muy básica: tener una reunión como si todos los asistentes a la misma estuvieran presentes en el mismo lugar pero, en realidad, hacerlo desde localizaciones diferentes. El objetivo último es llegar a proporcionar una sensación de realismo total, como si nuestros interlocutores realmente compartiesen mesa con nosotros aunque, en realidad, se hallen a miles de kilómetros de distancia.

Por eso, la puesta en escena de un sistema de telepresenciaes fundamental y un aspecto básico. No en vano, si queremos tener esa sensación de que la persona que tenemos en frente nuestro es “real”, la imagen que tengamos de ella debe ser fidedigna y acorde a la realidad. Es decir, a tamaño real. Algo que, evidentemente, no se consigue con cualquier pantalla. De ahí que las primeras soluciones de telepresencia exigieran monitores de tamaño considerable (a partir de las 65 pulgadas) con el fin de conseguir el realismo que se requería.

Reduciendo dimensiones

La inversiónque se requiere para poder tener una sala de telepresencia es, sin duda, una barrera importante para la popularización y masificación de estos sistemas.

Pero no sólo eso; a veces puede parecer un sinsentido utilizar tanto recurso para mantener una reunión entre sólo dos personas.

tandberg, telepresencia, pc worldAsí pues, y como ocurre con muchas otras soluciones tecnológicas, las de telepresencia también se han ido adaptando a nuevas necesidades y ya podemos decir que estos sistemas se han vuelto, incluso, personales.

Así, por ejemplo, Tandberg anuncia lo que denomina sistema de telepresencia instantáneo y un nuevo vídeo teléfono, con el objetivo de que los sistemas de videoconferencia de alta calidad más accesibles a más empleados.

El equipo es una alternativa a los sistemas de telepresencia que ocupan toda una sala, que incluye tres pantallas, múltiples cámaras y altavoces entre otro equipamiento para dar la sensación de estar todos en una misma sala. El sistema T1 no tiene la uniformidad que da realismo a la telepresencia, pero sí que cuenta con la misma calidad de sonido e imagen.

También HP se decidía a tener un producto de telepresencia más económico, dentro de su familia Halo. Así hace meses el fabricante decidía lanzara una versión de bajo coste con la que se pretende llevar la videoconferencia de alta calidad a los negocios más modestos, cuyas necesidades son, en muchos casos, muy similares a las de las grandes corporaciones.

Por su parte, Cisco también se adentraba en estos nue