El pasado 15 de enero la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones concedió la licencia B-2 a Iridium. Esta red, operativa en otros países desde el mes de noviembre pasado, consta de 66 satélites de órbita baja (LEO) que giran alrededor de la Tierra a una altura de 780 kilómetros. Los seis grupos de once satélites se reparten en órbitas polares, característica que permite ofrecer una cobertura continua a cualquier usuario. Dirigido principalmente a personas que necesitan comunicaciones en áreas sin cobertura, este servicio global también solventa la incompatibilidad entre los distintos estándares celulares terrestres como GSM, en Europa y Asia-Pacífico, e IS41, en América.

“La licencia nos permitirá continuar con la integración de los servicios de Iridium a escala local y empezar las operaciones comerciales en España de forma inmediata”, ha manifestado Stefan Haubeil, director de Área de Iridium Communications. “Hemos notado un creciente interés en Iridium, no sólo por parte de los profesionales que viajan por todo el mundo, sino también de la importante comunidad marítima española, entre otros sectores”.

Alquiler de equipos

En España, Iridium firmó en octubre de 1997 acuerdos de itinerancia con Airtel Móvil y Telefónica Móviles que permitirán a los suscriptores de ambas compañías acceder a la red global con la misma tarjeta SIM que ya utilizan y sin necesidad de cambiar su número de teléfono. Únicamente deberán adquirir un terminal Iridium, fabricados por Motorola y Kyocera. Iridium se encuentra en negociaciones con otros canales de distribución para la venta de terminales. Mientras la primera se encuentra realizando pruebas y todavía no ofrece servicios, Telefónica comenzará a ofrecer equipos en régimen de alquiler.