El Plan Director de Infraestructuras de Telecomunicaciones ha sido presentado por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que lo ha definido como "una auténtica hoja de ruta para anticiparse al futuro y empezar a construirlo desde ahora mismo. Queremos ser pioneros en el desarrollo y aplicación de esa conectividad total. Situarnos a la vanguardia económica y social de Europa”.

El objetivo es situarse a la altura de ciudades como Nueva York, Londres, Pekín o Singapur y entre los diferentes instrumentos que se van a poner en marcha se encuentra el Plan Director de Infraestructuras de Telecomunicación. Los datos empleados para elaborar este proyecto sitúan a Madrid entre las grandes ciudades del mundo que más han progresado en esta materia durante los últimos años.

Según la Encuesta General de Medios, entre 2005 y 2008, el número de usuarios de Internet de la capital se ha multiplicado por más de dos, pasando de 456.000 a cerca de 1,2 millones. Por otra parte, durante el último año un 41% de los ciudadanos de Madrid ha accedido a Internet a diario.

Durante los primeros años del Plan se pretende dotar a Madrid del entramado de infraestructuras de telecomunicación que permitan la conectividad a través de redes de móvil de cuarta generación y de redes ultrarrápidas de cable y fibra óptica. El objetivo se poder alcanzar velocidades de transmisión de entre 30 y 100 megas.

Este Plan director se completará con una nueva Ordenanza para la Implantación de la Sociedad de la Información y las Tecnologías, norma que reconocerá la importancia de su desarrollo para el progreso de la ciudad, e incluirá los mecanismos necesarios para el despliegue de esas redes de telecomunicaciones.

Esta normativa se comenzará a tramitar de inmediato, según señaló Ruiz-Gallardón en su presentación, la cual “reforzará el derecho de los ciudadanos a acceder a la sociedad de la información y estimulará la colaboración entre los agentes públicos y privados implicados. Además, facilitará la instalación de esas redes desde el máximo respeto a los criterios de integración urbanística y respeto medioambiental.