La actualización de Firefox, que se comenzó a enviar automáticamente a los usuarios de Firefox 1.5 el pasado viernes, resuelve doce fallos de seguridad, además de incluir código que hace más estable el navegador, según explica la fundación Mozilla en su página web.

Cinco de los fallos de seguridad que ahora se resuelven son lo suficientemente graves como para que un atacante pudiera ejecutar software no autorizado en un sistema sin parchear. No obstante, para poder alcanzar este objetivo los hackers tendrían que desarrollar un código que aprovechase estos agujeros, y además deberían engañar al usuario para que visitase una web maliciosa para que el ataque pudiera tener lugar.

En cuanto a Thunderbird, se han parcheado ocho fallos, uno de los cuales es crítico, según la propia Mozilla. Se puede encontrar más información sobre los fallos de Firefox en http://www.mozilla.org/projects/security/known-vulnerabilities.html. La descripción de los fallos de Thunderbird está en http://www.mozilla.org/projects/security/known-vulnerabilities.html#Thunderbird.

Ver artículo “Navegar más comodamente con Firefox”, Número: 224. Sección: Práctico (Trucos Internet).