De forma sorprendente, España apenas representa el 1,65% de los casos. Los datos provienen del informe Fraude Online 2005, elaborado por la compañía S21sec. Durante 2005 la compañía detectó hasta 609 casos de fraude por Internet, entre los que se encuentran tanto ataques de phishing, pharming o troyanos. La media de tiempo de cierre, una vez detectado el fraude, ha sido de 1,87 días, lo que supone una media muy inferior al tiempo medio de cierre a nivel mundial de 5,5 días.

En el Informe Fraude Online 2005 de S21sec se recoge asimismo la evolución en el tiempo de los ciberataques a compañías que operan en España durante los diferentes meses del año. La mayor parte de los ataques (154) tuvieron lugar en octubre, seguido de noviembre, con 125 casos, y diciembre, con 64. Los periodos de menor actividad fraudulenta corresponden los meses de julio y agosto.

El informe resalta la proliferación de mafias cibernéticas en países como Canadá, Israel o Rusia, que han visto en el fraude online una forma alternativa de desarrollar operaciones ilícitas entre las que se incluye el blanqueo de dinero.

Según el director de S21sec Xavier Mitxelena, uno de los aspectos más significativos del informe es la mutación que han sufrido los ataques cibernéticos, que han dado paso a acciones organizadas desde diferentes direcciones IP, lo que supone un mayor esfuerzo para erradicarlos, puesto que es necesario eliminar o bloquear de forma simultánea todos ellos para que sean efectivos. Cerca del 6,5% de los casos de fraude detectados en 2005 corresponden a esta categoría.