La mitad de las compañías de la lista Fortune 500 de grandes empresas se ha enfrentado el último año al menos a un incidente relacionado con el acceso a páginas pornográficas por parte de los empleados. Así se desprende de un informe realizado por la firma de investigación de mercado Delta Consulting el pasado mes de mayo, a partir de entrevistas a ejecutivos del sector sanidad, servicios financieros y telecomunicaciones. El 74% de ellos conoce las ramificaciones legales del acceso a sitios porno en el lugar de trabajo, y la mayoría sabe que este tipo de imágenes puede suponer un motivo de despido justificado para los empleados.

Sin embargo, sólo el 25% de las empresas se muestran proactivas sobre el uso de imágenes “ilícitas” en el lugar de trabajo. Alrededor de la mitad de las compañías no tiene el asunto en su lista de prioridades, mientras que el 25% restante no se preocupa en hacer seguimientos de las páginas web consultadas por sus empleados.

Las compañías consideran que en el futuro las imágenes pornográficas seguirán viniendo de la Red, de archivos adjuntos en correos electrónicos o de archivos comprimidos, y están preocupadas por el posible uso de otro tipo de conductos para acceder a contenidos porno, como las redes Wi-Fi, los archivos encriptados o los CD.

www.deltaconsulting.com