En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Birulés manifestó su confianza en que la cifra de abonados "siga creciendo a un ritmo similar" al que se viene registrando tras el anuncio de esta medida el pasado mes de junio y las iniciativas de las operadoras, acumulando casi medio millón de abonados a la tarifa plana desde entonces.

Respecto a las críticas de las empresas de telecomunicaciones a la tarifa de interconexión para tarifa plana aprobada por el Gobierno, que llegaron a la retirada de sus ofertas en algunos casos (Wanadoo), la ministra señaló que aquella tiene como objetivo "claro y específico" el incentivo de inversiones en redes de banda ancha, "porque la red telefónica pública no tiene hoy, tal como está disponible, el ancho de banda que todos deseamos".

Asimismo, Birulés aseguró que las iniciativas de su Ministerio en esta materia establecen unos precios "realmente asequibles" con la clara intención de dotar "de facilidad de acceso (a Internet) y con carácter universal a la mayoría de las familias de España que lo quisieran”.