El típico mechero o llavero de oro han pasado de moda: ahora lo que se lleva es regalar un disco flash como éste, en oro de 14 kilates y con diamantes incrustados. Es de la compañía holandesa White Lake y vale casi 3.000 euros. También está disponible en oro de 18 kilates y sin diamantes, para que puedas elegir. No vamos a perder el tiempo hablando de sus características o de la velocidad de transferencia. El que se haga con esta pieza desde luego no necesitará saber todas esas “tonterías”. La “joya”, que se pudo ver en la pasada edición de CeBIT, se puede comprar enviando un mensaje a [email protected].