Para Carlos Sánchez Almeida, uno de los autores de la “La ley de Internet” (Editorial ServiDoc), esta obra supone, por una parte, una derrota “de todos aquellos que nos opusimos a la LSSI, ya que finalmente fue aprobada” y, por otra, pretende ayudar “a defendernos de su aplicación de forma restrictiva”. Según Sánchez Almeida, la consigna en estos momentos sería: “reconozcamos la derrota pero no bajemos la guardia” porque, en su opinión, actualmente la libertad de prensa se encuentra seriamente amenazada debido, en gran parte, a la concentración en el sector de los medios de comunicación”. En este sentido, Sánchez Almeida afirmó que las amenazas a distintos derechos fundamentales que supone (sobre todo en sus primeros borradores) la LSSI han tenido mucha mayor repercusión en la prensa internacional que en la española.

Por su parte, Javier A. Maestre Rodríguez señaló que a pesar de las modificaciones efectuadas en el texto original de la LSSI, “todavía tiene errores y ataques a derechos como la libertad de empresa, ya que puede resultar muy oneroso evitar sus sanciones”. Asimismo, acusó a los poderes fácticos, encarnados en los medios de comunicación, como los responsables de que Internet no permita una verdadera la revolución social.

Kritópolis, de nuevo activa a comienzos de diciembre

Poco antes de la entrada en vigor de la LSS el pasado 12 de octubre, más de 200 webs cerraron como medida preventiva de cara a posibles sanciones al no adecuarse a algunos artículos de esta ley. Una de ellas fue Kriptopolis.com, una de las líderes de la campaña anti-LSSI desde que apareció su primer borrador.

Actualmente en la página principal de este sitio web se anuncia el fin de este cierre cautelar y su reapertura en la primera semana de diciembre “con un número cero repleto de nuevos contenidos originales sobre criptografía, seguridad y privacidad”.

www.kriptopolis.com

www.servidoc.com