La introducción de Windows 95, el futuro sistema operativo de Microsoft, supondrá toda una revelación, según los expertos, para el mundo PC, ya que la brecha entre los sistemas Mac y PC en el campo de las aplicaciones gráficas se verá reducida considerablemente. Las nuevas aplicaciones de 32 bits pondrán en manos de los usuarios PC herramientas con capacidades similares a las de Mac, sin estar limitados por el entorno de los 16 bits. Asimismo, la arquitectura plug and play parece ser también una característica decisiva en el incremento de posibles usuarios de Windows 95.