La industria de videojuegos facturó 800 millones de euros en España en 2003, un 12,7% más que el año anterior, según los datos presentados por la aDeSe (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento). Estas cifras ponen de manifiesto la buena salud de este sector, que en los últimos años se ha situado por encima de otros tipos de entretenimiento como el cine, las películas de vídeo o la música grabada. Así, las consolas han asentado su posición con un 85% del mercado de videojuegos (hardware y software) y una facturación de 675 millones de euros, un 15,2% más que en 2002, mientras que los videojuegos han dominado el mercado de software para PC, con un 69% de unidades vendidas.

Por títulos, los videojuegos para PC más vendidos fueron los de estrategia (41,8%); los de aventura (15%) y los de acción (14,2%). En el mercado de consolas, el primer puesto lo ocuparon los videojuegos de acción (31,2%), seguidos de los de aventura (22,2%), de carreras (14,7%) y de deportes (14,6%).

Entre los hitos de 2003, Carlos Iglesias, secretario general de la aDeSe, destaca la entrada en vigor y la promoción del código PEGI, “dirigido a padres y educadores con el fin de proteger a los niños”, el lanzamiento de la página web de la asociación, y la incorporación a ésta de Nokia y Virgin Play. En cuanto a las previsiones para este año, insiste en que se esperan cifras parecidas a las de 2003. “Esperamos un crecimiento inferior para el hardware y de alrededor del 8% para el software”, añade.

Tel: 915 224 374

www.adese.es