Así, y tal y como asegura El Mundo, quien cita a Online MBA, la cuarta parte de las búsquedas en la Red están relacionadas con el sexo pornográfico. El problema es que el número de búsquedas diarias sobre pornografía infantil también es elevado (116.000). No obstante, y centrándonos en la aprobación del estandar .xxx, éste puede llegar a superar al dominio .com.

La importancia de la aprobación del estándar .xxx también queda reflejada en el hecho de que el 12 por ciento de todas las páginas web que existen son pornográficas (en total 370 millones de sitios aproximadamente), al que se acude a través de videoconferencia o streaming, mientras que lo sistemas de pago se han mejorado. Es más, sólo en Estados Unidos hay 40 millones de personas que visitan regularmente sitios de contenido sexual.

 En definitiva, un negocio que, además, amenaza otros modelos de negocio, sobre todo con el auge de la demanda de dispositivos móviles conectados a la Red.