De los cien directores de informática consultados en el estudio, 73 afirmaron que la guerra en Irak no va a ralentizar la inversión en Tecnología de la Información, mientras que 17 afirmaron lo contrario, que la guerra frenará el gasto en TI. Sólo para un 10% de los encuestados, si la guerra termina pronto se producirá un incremento sustancial de la inversión en TI, pero para la mayoría no se producirá impulso alguno en el gasto aunque se trate de una guerra corta.

El sondeo se realizó entre 75 directores de informática de compañías americanas y 25 de compañías de TI europeas, antes de que comenzase la guerra en Irak. Un 17 por ciento de los mismos afirmaron que recortar la inversión en sus empresas supondría también menos margen de beneficio para los vendedores y minoristas que dependen de ellos, como empresas de almacenamiento (EMC, Sun Microsystems). Según responsables de Merril Lynch, la inversión en TI está bloqueada tanto por factores económicos como por factores coyunturales como es la guerra de Irak.

Protestas virtuales

Por otra parte, durante el pasado fin de semana, un grupo de manifestantes en contra de la guerra de Irak bloqueó la página web del gobierno inglés y del primer ministro Tony Blair. Los pacifistas dejaron inactiva la página del número 10 de Downing Street durante un breve periodo de tiempo, anunciándolo en una web independiente, Indymedia. La compañía de seguridad británica F-Secure UK confirmó que el ataque había sido de tipo denegación de servicio (DoS). Este ataque no fue el único, ya que en todo el fin de semana pasado tuvieron lugar otros ataques informáticos a 20.000 páginas institucionales británicas y norteamericanas.

Estos ataques, según F-Secure UK, han sido recogidos en una base de datos para su estudio, y sus responsables afirman que en la mayoría de los casos se trata de grupos contrarios a la guerra, pero que también existen grupos antinorteamericanos o antimusulmanes que han llevado a cabo ataques contra páginas web. Algunos sites como Electrohippie Collective distribuyen programas Java para ser descargados en cualquier PC "y realizar sentadas virtuales desde el ordenador del usuario", según F-Secure. Estos colectivos apuntan como objetivo a las páginas de Downing Street y de la Casa Blanca, que también parece haber sido víctima de un ataque similar, aunque hasta el momento no se ha confirmado.