Es cierto que durante los tres últimos meses del pasado año las ventas de servidores se estabilizaron, pero el precio medio de venta cayó y se espera que éstas sean las líneas maestras para este 2006. “Esperamos que el crecimiento en unidades vendidas sea negativo, tal y como ya ha venido ocurriendo durante el pasado año”, explica el analista Richard Farmer. “Aunque los últimos datos sugieren que esta desaceleración en unidades se ha moderado, parece que no se vislumbra ningún aspecto que revitalice este mercado y haga que la venta de servidores crezca”.

La visión de Merrill Lynch es que 2006 se cerrará con un crecimiento del 12 por ciento en unidades vendidas, aunque en lo relativo a la facturación el incremento que se espera es de tan sólo un 1 por ciento, frente al 4 por ciento con el que se cerró 2005. Según Farmer, las empresas están cada vez gastando más en servidores Windows y Linux y menos en Unix. Es decir, en sistemas más económicos, lo que hace que descienda la facturación. De hecho, si tomamos los datos del cuarto trimestre del año pasado, la cuota de mercado por facturación de Windows fue del 34,5 por ciento, superando así el 34,2 por ciento cosechado por Unix. De esta forma, “Microsoft tiene el sistema operativo líder, tanto en servidores como en PC”.

El fabricante más expuesto a los riesgos que conlleva este cambio de tendencia es, según Merrill Lynch, Sun Microsystems. Farmer considera que Sun puede poner en peligro sus ganancias por acción si el crecimiento de la facturación de servidores es menor del 5 por ciento anual.

Además, este analista remarca que aquellos fabricantes con mayores ganancias en cuota de mercado, IBM y Dell, tienen que afrontar también varios retos en el mercado servidor. En cuanto a Dell, Farmer asegura que aún gana cuota de mercado, pero a un ritmo lento, en parte debido a que no opta por los procesadores AMD. Mientras, HP a sobrepasado a IBM durante dos trimestres.