El segmento del outsourcing vio aumentar su facturación un 17,9%, a medida que las empresas continúan delegando a los proveedores de servicios de TI aquellas tareas que no son el núcleo de su negocio.

“Hay una gran actividad en el outsourcing, especialmente en el proceso de externalización del negocio”, asegura Alexander Motsenigos, analista de IDC, haciendo referencia a un tipo de outsourcing que implica ejecución, no sólo funciones, pero también tareas como el proceso de nóminas y la gestión del inventario.

Estos 30 vendedores, que reúnen el 55% del total de los 380.000 millones de dólares facturados por el mercado en 2003, vieron como su facturación por servicios orientados a proyectos, como son la integración de sistemas y consultoría, y por soporte y training crecieron de forma más lenta, un 7,2% y un 6%, respectivamente.

Los vendedores que más rápidamente crecieron en 2003 fueron Northrop Grumman, un 76%; el Grupo CGI, un 44%; Dell, un 28%; Deutsche Telekom AG, un 25%; y EMC, un 21%. Sin embargo, IBM fue el que más facturó el año pasado, seguido de EDS, Fujitsu, Hewlett-Packard y Accenture.

Prueba del buen momento que vive el mercado es el crecimiento del 19% que se ha producido en los contratos firmados por los 10 mayores vendedores de estos servicios, que ha significado la cantidad de 145.000 millones de dólares en 2003 frente al año anterior.

Por regiones, la zona de Asia-Pacífico registró el mayor crecimiento de facturación (un 13%), seguida de América (10%) y EMEA, con un crecimiento del 4%.

www.idc.es