Los beneficios de IBM se situaron en 1.300 millones de dólares, frente a los 1.600 millones registrados en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos totales del trimestre fueron de 20.300 millones de dólares, un 1% menos que el año anterior.

Este trimestre fue uno de los “más duros y difíciles que hemos vivido, tanto desde el punto de vista operativo como de gasto”, explicó John Joyce, director financiero de la corporación durante la presentación de estas cifras. “Iniciamos el año siendo moderadamente optimistas respecto a la economía y a la industria tecnológica. Pero casi inmediatamente vimos que la economía se ralentizaba y los clientes se replanteaban sus prioridades de gasto en TI-añadió.- IBM ha dedicado el último año a reequilibrar sus operaciones en torno a lo que considera que es la “oportunidad rentable” de la industria, reorientándose hacia el software y los servicios.”

IBM Global Services, la división más rentable de la compañía, creció tan sólo un 2% en ingresos, hasta 8.900 millones de dólares, en el trimestre finalizado el 30 de septiembre. El 1 de octubre se concluyó la compra de PwC, que aporta 30.000 nuevos empleados al grupo Business Consulting Services recientemente creado en IBM. Global Services ha registrado un ejercicio especialmente duro en cuanto a despidos: de los 15.000 empleados que la compañía despedirá este año, la mayoría serían de esta unidad.

Los ingresos por software cayeron un 3%, situándose en 3.100 millones de dólares. No obstante, los provenientes del software de bases de datos DB2 crecieron un 2%, mientras que los correspondientes al catálogo de soluciones WebSphere se incrementaron en un 27%. La compañía indica que los ingresos decrecientes de las unidades Tivoli (16%) y Lotus (15%), así como del software de sistema operativo, arrastraron el conjunto del negocio de software hacia las pérdidas.

Los ingresos por hardware continuaron la tendencia negativa, cayendo un 1% hasta los 6.800 millones de dólares. Los ingresos por PC cayeron, aunque a menor ritmo, mientras que la línea de servidores iSeries registró un trimestre complicado, con una caída del 20% respecto al mismo trimestre del año anterior. Los ingresos por almacenamiento y eservers, los servidores pSeries Unix y XSeries Intel crecieron.

Por regiones, los ingresos procedentes de las Américas se estabilizaron, registrando un crecimiento plano, mientras que la región Asia-Pacífico creció un 2% y Europa continuó bajando, un 8% en esta ocasión.

www.ibm.es